"No es un adiós definitivo, simplemente es el fin de una etapa"

 

Nani Ramírez. Madrid, 08/05/2012.

 

La vida de El Gel de Onán ha sido corta, pero muy intensa. Han sido en total cuatro años que han llegado a su final el pasado 27 de abril. El Café de La Palma acogió el último concierto de este grupo que, lejos de tener un sabor amargo a despedida, emanaba aroma de retorno...Probablemente vuelvan después de una pausa, quién sabe si con otro nombre....

 

Sergio Pueyo es quien sembró el germen del grupo hace cuatro años. Empezó a tocar como El Gel de Onán en solitario y en acústico, pero a finales de 2010 Víctor, Marco y Edu se unieron a la formación definitiva. También ha sido él quien ha tomado la decisión de hacer este alto en el camino. Sus compañeros se lo han tomado con naturalidad. Creen que es bueno oxigenarse de vez en cuando, y a Sergio le puede beneficiar. Red Carpet pudo hacerles su última entrevista como grupo.

 

¿Cómo surgió la idea de formar El Gel de Onán?


En Barcelona teníamos un grupo que se llamaba Onángel. Después comencé a tocar yo sólo. Como quería que me siguieran reconociendo por el grupo anterior, le di una vuelta al nombre y decidí llamarme El Gel de Onán. También es un homenaje a quienes pertenecían aquella banda. Entonces estaba yo sólo. En el otro grupo teníamos problemas con a disponibilidad de cada uno, así que decidí que los límites a lo que yo quería hacer, debía marcarlos yo. Cogí la guitarra y comencé a tocar yo sólo. Grababa las canciones en casa, y estaba buscando esa libertad, y poder depender sólo de mí. Me iba bastante bien, pero tenía ganas de juntarme con más gente.



La formación que se ha mantenido hasta el final surgió en el momento en el que se grabó el Ep, “La Pecera de Baco”.


Lo presentamos en varias ciudades, ha tenido muchas escuchas en Internet y hemos tenido bastante éxito en los conciertos que hemos dado.

 

 

¿Cómo llegaron a El Gel de Onán Marco, Víctor y Edu?


 La primera vez que toqué con Marco y con Víctor fue en la Joy Eslava, en el concierto en homenaje a Los Smiths. Al principio teníamos otro batería, pero al final nos quedamos con Edu.


 

 

 

¿Cuál es el motivo por el que habéis decidido poner fin al grupo?

 

La verdad es que creo que esa etapa ya ha terminado. La vida es una sucesión de etapas, al menos yo lo veo así. Quiero cambiar el concepto de la música que hemos estado tocando, porque las últimas canciones que he compuesto no tienen nada que ver con las anteriores. Además, necesito dar un giro a mi vida. Llevo toda la vida tocando, y quiero dejarlo por un tiempo. No es un adiós definitivo, sino el fin de una etapa.

 

 

Estos cambios de etapa son como crisis de identidad…

 

Sí, puede ser. Al principio todo nos parecía genial, todo iba bien, teníamos un local de ensayo, se nos escuchaba por Internet, nos salían conciertos,… Pero eso ya lo hemos vivido. Hay que dar un paso más, buscar lo que no hemos tenido. Es la misma idea por la que dejé de fumar. Me gusta fumar, y llevaba fumando desde muy joven, así que decidí saber qué se sentía sin tabaco.

 

 

Hay que entender, por tanto, que esta separación no se debe a desavenencias entre los miembros del grupo.

 

¡Qué va! Aunque últimamente no sea para ensayar, seguimos juntándonos muy a menudo para tomar algo. Además, tocando tenemos mucha química. Si yo, en este momento, quisiera tocar con alguien, sería con ellos.

 

 

O sea, que es más bien el fin de El Gel de Onán, no de vosotros como formación…

 

Sí. No descarto que en un futuro volvamos a juntarnos, pero lo haremos con otro nombre. Hay que cambiar el concepto, la filosofía y las canciones.

 

 

¿Hacia dónde quieres encaminar ahora tus proyectos?

 

Pues la verdad es que no lo sé. Realmente, lo que quiero es dejar de tocar por un tiempo, pero del todo. Pero sé que me va a resultar imposible. Así que lo que he hecho de momento, es pararlo todo, el grupo. Quién sabe si dentro de un mes no aguanto más y necesito buscar algún bolo…Lo que pretendo es guardar la guitarra, saber qué hay, qué es la vida sin música. Antes yo veía mi vida como un árbol, y el tronco era la música. Ahora pienso que la música es solo una rama, pero que el tronco soy yo. Me encanta la música, pero quiero saber qué pasa sin ella.

 

 

Fuiste tú, Sergio, quien tomaste la decisión de hacer esta pausa, ¿qué te dijeron tus compañeros cuando se lo planteaste?

 

La verdad es que se lo tomaron bien. La verdad es que todos están bastante ocupados con sus propios proyectos, a un nivel más elevado, más ambiciosos. Además todos sabemos que no es una verdadera separación, nos vamos a seguir viendo y volveremos a tocar juntos.

 

 

Echando la vista atrás a esta etapa, ¿con qué cosas te quedas y qué cosas evitarías?

 

Me quedaría con casi todo. Los tres son grandes músicos, y es muy fácil tocar con ellos. He aprendido mucho con ellos, y eso es impagable. Pero lo mejor es que, en definitiva, somos cuatro amigos que se juntan para tocar.

 

 

El Gel de Onán: Sergio Pueyo: Voz y guitarra. Marco Valero: Bajo. Víctor López: Guitarra. Eduardo Fernández-Villamil: Batería.

 

 

Loading