Domingos de brunch y cine

 


Diana Garrido. Fotos: Pilar Garrido. Madrid, 20/05/2012.


El cine es un clásico de los domingos y la nueva propuesta es acompañarlo de un brunch, la palabra anglosajona referida al almuerzo que engloba desayuno y comida. Olvídense de los horarios y déjense llevar por esta propuesta que ofrece el Hotel Intercontinental Madrid junto con la distribuidora Paramount.

 

Hartos de los rígidos horarios semanales, los fines de semana, y sobre todo los domingos, se busca la flexibilidad, olvidarse del tiempo y de los madrugones. Ahora, para los que se levantan tarde, existe una apuesta de lo más glamourosa: el brunch. El término surge de la mezcla entre breakfast y lunch y es justo eso, un almuerzo que se toma a media mañana, aunque en ocasiones pueda alargarse hasta bien entrada la hora de la comida.

 

Para completar el día, el Hotel Intercontinental Madrid ha decidido incluir el cine en las ya tradicionales sesiones de brunch de los domingos. Junto con la distribuidora Paramount han creado una “sala de cine” en la planta baja del hotel, en la que podrán verse películas para toda la familia, como El Gato con Botas, Súper 8, Shrek 4, Johnny English o Ironman2. La sesiones se harán antes o después del almuerzo, es decir, a las 12.00 y a las 17.00, aunque estas últimas suelen ser las más populares.

 

En cuanto a la comida, es uno de los brunch con más referencias gastronómicas. Se pueden probar más de 200 platos diferentes en el mismo lobby del hotel y, ahora con el buen tiempo, también en el jardín interior. Un lugar privilegiado en el centro de Madrid para relajarse y, sobre todo, tomarse tiempo en degustar cada propuesta... aunque será difícil probar las 200.

 

 

El chef del Hotel Intercontinental, Miguel de la Fuente, es el que guía a Red Carpet por las diferentes estaciones que comprenden el almuerzo. Propone comenzar por la parte fría para ir abriendo boca. Desde pintxos, elaborados como los que sirven en País Vasco, ensaladas, tabla de patés, de quesos y de ibéricos, hasta marisco recién cocido. Y no hay que olvidarse de Max, el sushi-man, que prepara todo tipo de makis y sushi al momento. Todo un lujo.

 

Pero si los fríos son apetitosos, los calientes no se quedan atrás: diferentes paellas, guarniciones, pastas, guisos, pescados y carnes. Y una mención aparte merecen el cochinillo asado y el roastbeef que se cortan al momento.

 

 

Lo importante es probar muchas cosas y, sobre todo, dejar hueco para la estrella indiscutible del brunch, que son los postres. Además, están elaborados en forma de miniatura para que no haya que elegir uno sólo. Y la guinda para este domingo de brunch y cine es la fuente de chocolate en la que se podrán bañar gominolas y diferentes frutas. ¡Totalmente apto para golosos!

 

 

Loading